Blogia
Daiyu kahlo palma

Acuérdate de mi

Acuérdate de mi cuándo voltees
arriba y mires las estrellas,
que no se te olvide,de mi cielo
tú eres la más hermosa de todas ellas.

Acuérdate de mi cuándo el sol te despierte,
cuándo el agua cure tu sed,
cuándo el aire rose tu cara,despeinando tus cabellos,
cuándo veas mi rostro en tu m{as bello sueño.

Acuérdate de mi aún si me olvidas;
al amanecer o cuándo muera la tarde,
cuándo agonise mi corazón a causa de mis heridas,
acuérdate de mi por ser covarde...

Acuérdate de mi cuándo te mires al espejo
y te pines el negro pelo,
en tus ojos verás mi reflejo,
olvidate de mi, porque yo de ti no puedo.

Acuérdate de mi cuándo alguien te acaricie,
cuándo sientas su piel tocándote,
cuándo alguien tui nombre pronuncie,
cuándo alguien a su pecho está sercándote.

Deja que el vieto te diga las cosas que yo no pude,
deja que te de el beso que no te dí,
deja que te diga que mi corazón en dolor de hunde,
deja que te guie con quién si te haga felíz...

De ti me queda muy poco,
apenas,fotografías,recuerdos inolvidables y un anillo,
con eso,cualquiera se volvería loco...
si es que pueden soportar un dolor como el mio.

Te veré sonrreír y diré que estóy bien,
porque solo el brillo de tus ojos y de tu sonrrisa
hacen que yo siga en pie,
aunque sin ti,mi mundo se vuelve cenizas.

Acuérdate de mi cuándo escuches esa melodía,
la que algún dia supo alegrarnos,
como alegra un aire fresco al medio día,
el mis mo que me inspiró a entregarte el mundo en las manos.

Acuérdate de mi cuándo te haga falta,
cuándo mires al cielo,que como tú...me hizo felíz.
Mi agonía es grande y mi corazón ya no aguanta,
por favor amor mio...acuérdate de mi...

*Daiyu kahlo palma*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

vacilio lankaster -

No puedo soportar
ver los sueños
volar en la triste agonía,
ni ver pasar el tiempo
haciendo un no sé que
mientras las noches
van anidando las penas,
las insatisfacciones cabalgan
sombrías ante la desesperación.
Llora el lamento
ante la grisácea neblina
del amor no correspondido,
ante la luz que se apaga
bajo el manto de una separación,
bajo los besos ahogados
de los sueños rotos en la penumbra.
Y acariciamos la vida
que pasa como una brisa
haciéndonos morir lentamente,
sin darnos cuenta
y sin ver que el tiempo pasa
y se nos escapa
de nuestras manos
que poco a poco
van envejeciendo
sedientas de juventud.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres